Nuestra Historia

Nuestra Historia
Cómo nació ESDEcó

Cuando inicié la universidad comencé a llevar unos cursos de antropología y me enamoré de la carrera.

No obstante, en tercer año pensé que las oportunidades laborales, podrían ser un poco limitadas, así que terminé el bachillerato y comencé a cursar una maestría en negocios, un mundo completamente diferente al de la Facultad de Ciencias Sociales. Hasta la fecha, nunca he ejercido como antropóloga, sin embargo, hay dos cosas que agradezco profundamente de haber estudiado esa carrera, el aprender a observar y a analizar, cualidades que me han sido de gran utilidad en la vida, y por supuesto también en los entornos laborales.

Logré graduarme como mercadóloga, y comencé a trabajar para compañías de consumo masivo, y así por catorce años de mi vida, experiencia que disfruté muchísimo, con la cual estoy sumamente agradecida y definitivamente ha sido la base de lo que he construido hasta ahora.

Sin embargo, por ahí tenía una espinita, como desde mis 20 años, siempre había querido vender muebles, pero no solamente muebles, sino que muebles acompañados de algo más. En ese momento de mi vida, estaba atravesando por una pausa laboral, así que estaba pensando en que rumbo le daría a mi vida, y para ese entonces un par de amigos me recordaron mi deseo de ponerme un negocio de venta de muebles, así que luego de pensarlo brevemente, me dije, bueno este es el momento, decidí aventurarme llena de sueños, de ilusión y de esperanza, tomé mi carro y me fui a buscar proveedores de todo tipo, fabricantes de muebles, lámparas, cortinas, arte y todo lo necesario para tener una empresa de Diseño y Decoración de Interiores… y así fue como comencé, así fue como nació ESDEcó. Diseño y Espacios. Llena de ilusión.

Ya han pasado algunos años desde ese momento, y no negaré que han habido momento difíciles, sin embargo, mi balanza por mucho es positiva. Los aprendizajes han sido innumerables y la felicidad que me ha dado emprender mi proyecto es indescriptible.

En este momento y sin lugar a dudas, puedo decir que mi negocio y mi oficio son un sueño hecho realidad para mí, que disfruto todos los días de realizar. Es un placer servir, y disfrutar de ese servicio es una bendición. Disfruto el proceso creativo, de llevar a la realidad mis ideas, y los sueños de mis clientes, disfruto de la gran alegría e ilusión que le genera a las personas saber que tendrán un espacio hermoso, finalmente el espacio que han soñado. Así que para finalizar esta nota, no me queda más que agradecer por la enorme dicha que tengo de amar lo que hago, a donde esto no es un trabajo, sino más bien una alegría cotidiana.

Por Carolina Guevara


Deja un comentario

1
¿Tienes alguna consulta o idea para tu espacio? En ESDEcó estamos para servirte.
Powered by